cuidados-mascotas-gato-curiosidades-rarezas

Dos de las dudas importantes en la compra de un gato, son que ocurre si surgen problemas al comprar un gato, bien porque el gato no se sociabilice, por cualquier problema del animal o por cualquier otra causa o deficiencia que haga imposible la tenencia del gato después de su compra y que base legal soporta el contrato de compra-venta de mi gato.

Ahora intentaremos dar un poco de luz a estos temas, aunque siempre es mejor estar asesorado por un abogado especializado en temas de mascotas, que aportarán soluciones a cualquier problema que pudiera causar la compra de nuestro amigo felino.

¿Qué opciones tengo si surgen muchos problemas con mi gato nuevo?

En el contrato de compra debe acordarse un derecho de devolución para el caso de que la tenencia del gato se haga difícil o imposible. Por ejemplo, puede ocurrir que otros animales de la casa proteste enérgicamente por el aumento de la familia y que, incluso, pongan en peligro la salud del nuevo gato. Por lo general, el plazo de devolución se establece en una o dos semanas.

Un vendedor para el cual el bienestar del gato sea importante buscará con el comprador una solución aceptable para ambas partes, incluso en casos de devoluciones posteriores al plazo establecido.

Un buen criador no deja que se rompa el contacto con los propietarios de sus animales y está siempre dispuesto a contestar a las grandes y pequeñas preguntas que surjan en torno a la tenencia del animal.

 

¿Cuál es la base legal en la compra-venta de un gato?

Básicamente, el comprador de un gato debe exigir un animal sano. en caso de deficiencias (por ejemplo, falta de dientes, enfermedades en las extremidades, lombrices), puede solicitar una compensación (tratamiento de la deficiencia, otro animal).

Si no existe esta posibilidad, puede anular el contrato de compra o requerir una compensación por daños. 

El vendedor tiene que abonarle los gastos ocasionados. En el caso de comerciantes y criadores profesionales el plazo de garantía es de dos años, en el caso de cridores aficionados se pude limitar el contrato a un año.

E. Ludwig

Cuidados de Mascotas

Deja un comentario