perro-y-gato-cuidados-de-mascotas

Hay perros policías, bomberos, de protección civil, de aprehensión de drogas, detectores de explosivos, con funciones de salvamento en el mar, lagos, ríos, aludes, zonas catastróficas por terremotos, derrumbes, inundaciones o explosiones, perros que persiguen pistas de personas secuestradas o perdidas, lazarillos, para personas discapacitadas, de terapia, de guardia y por supuesto están los perros de compañía, los que mantenemos como un miembro más de la familia.

Todos ellos benefician a los seres humanos y por lo ello merecen nuestro respeto.

El simple hecho de acariciar a un perro o gato produce como reacción inmediata un sentimiento de relajación. Esto disminuye el estrés y tiene como consecuencia personas que presentan menos síntomas de nerviosismo, migrañas, dolor abdominal, insomnio, falta de apetito, problemas de piel, hipertensión, enfermedades coronarias, de presión arterial, colesterol y triglicéridos, así como una menor frecuencia cardíaca.

Siguen afirmando los estudios que los propietarios de animales sufren hasta en un 50% menos de incidencias en problemas menores de salud, tienen una mejor autoestima y un bienestar psicológico superior.

Las personas que conviven de forma responsable y sana con sus animales, además mejoran su condición, pues los juegos con los animales le dan la posibilidad de lanzar pelotas, agacharse, acariciarlos, correr, entre otros ejercicios físicos que estimulan músculos, tendones y fortalecen el cuerpo.

Los beneficios psicológicos también son de gran importancia, pues se ha llegado a demostrar que la presencia de animales puede disminuir el miedo y la ansiedad de las personas, así como ayudar en los períodos de hospitalización y convalecencia. En ciertos hospitales, desde hace años,  existe la figura del “animal visitante”, sobre todo en los servicios de pediatría y de geriatría, garantizando en algunos pacientes mejoras notables.

Los animales además son parte importante en el proceso de educación del niño, pues enseñan elementos tan necesarios para la vida como la diferenciación de sexos, la agresividad, la bondad, la fidelidad, la incondicionalidad, la amistad, el compartir y muchos aspectos más que refuerzan el respeto a la vida.

Para niños con trastornos mentales o minusvalías físicas, los animales han demostrado ser una terapia sumamente importante y beneficiosa, pues le permite a los niños satisfacer e intercambiar afectos y actividades desde una perspectiva muy de ellos, poner en práctica responsabilidades serias, tener ocasión de mostrarse solidarios y generosos, hallar siempre muestras de acogida y consuelo y ser ellos mismos sin estar obligados a dar explicaciones ni justificaciones.

Cuidados de Mascotas

Fuente: ANPA Costa Rica

Deja un comentario