perros-jugandos-cuidados-de-mascotas

La socialización es un proceso importante en términos de prevención de problemas conductuales, es la etapa más crítica y se inicia desde las dos a las siete semanas de vida en el caso de los gatitos y de las 3 a las 12 en el caso de los perros. esta etapa es importante, ya que aquí se define de buena manera cómo reaccionará el perro o el gato ante diferentes estímulos, luego en su vida adulta.

En la medida que se puedan incorporar estos estímulos en esta etapa, de manera controlada y generando buenas experiencias, es menos probable que el día de mañana dichos estímulos sean problemáticos para el perro o el gato. Es muy importante que se desarrollen los siguientes aspectos durante ese tiempo.

1. Vínculo: los cachorros deben someterse a la manipulación temprana por sus dueños, procurando asociar a esta acción una buena experiencia.

2. Adaptación social: los cachorros deben ser expuestos al contacto con la mayor cantidad de personas posibles, buscando que esta interacción marque de forma positiva su asociación con las características de cada una de estas personas (ejemplo niños, ancianos, altos, bajos, mujeres, hombres, etc.). Además deben ser expuestos a la interacción con otros perros, esta interacción debe ser controlada para asegurar una experiencia positiva. En el caso de que el cachorro debe convivir con animales de otras especies es muy importante crear el reconocimiento de esta especie en las etapas tempranas del desarrollo del cachorro.

3. Entorno: los cachorros deben tener la posibilidad de explorar diversos lugares. Además deben mantenerse en lugares que los estimulen y permitan el desarrollo de las conductas propias de la especie, es recomendable implementar el enriquecimiento de su entorno por medio de juguetes que contengan alimento o que orienten la conducta de morder.

4. Juegos: los juegos con el dueño son de gran importancia para crear el vínculo con el cachorro, estos juegos siempre deben estar direccionados hacia un objeto y nunca hacia el cuerpo del dueño. 
Es recomendable que el juego se base en la confianza, por lo que es recomendable jugar con dos objetos iguales e intercambiarlos para evitar la frustración por parte del cachorro debido a la pérdida del juguete. Se recomienda motivar a los cachorros para que expresen su comportamiento de juego en distintos lugares.

5. Cognición: es recomendable comenzar el entrenamiento de normas y rutinas durante las edades tempranas, para esto se deben utilizar refuerzos como el alimento o golosinas para perros. En términos de prevención es por lejos la etapa más importante, porque de no cumplir con lo anterior, se termina con perros que temen a los ruidos fuertes, a la gente o a otros perros y que reaccionan de manera agresiva producto de esto, o gatos que se esconden cada vez que llegan visitas, lo que es el resultado de miedo y estrés, con las consecuencias negativas que esto tiene en su bienestar.

 

Extracto de: MANUAL DE TENENCIA RESPONSABLE DE MASCOTAS

Deja un comentario