cuidados-de-mascotas-perro-cuidados-adopcion

La adquisición de una mascota implica responsabilidades que el dueño deberá asumir diariamente y durante toda la vida del animal. El cumplimiento de estas responsabilidades será imprescindible para ser un dueño responsable.

RESPETO

Ser responsable con las mascotas va mas allá de cubrir las necesidades fisiológicas para vivir. Al igual que el hombre los animales pueden sentir dolor y tristeza, pero no poseen la capacidad de razonar y entender el porqué de lo que siente o lo que le sucede. Ellos necesitan ser tratados con respeto, cariño y cuidado, y jamás deben ser maltratados.

“Todos los Animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia”
(Declaración Universal de los Derechos de los Animales, adoptada y proclamada por La Liga Internacional de los Derechos del Animal en 1978, y aprobada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO).

ALIMENTACIÓN Y AGUA

Alimentación: No todos los alimentos son nutritivos para las mascotas, estos tiene requerimientos diferentes a los del hombre, es por ello que no se recomienda la alimentación casera, ya que no son suficiientes para cubrir los requerimientos nutricionales. tanto gatos como perros necesitan su propio alimento que les permitirá un desarrollo adecuado y un sistema inmunológico óptimo capaz de combatir enfermedades. En el mercado se encuentra una gran variedad de estos alimentos concentrados, que se conocen con el nombre de “pellets”, con este la alimentación a largo plazo es más económica y sana.

Las necesidades nutricionales del perro y del gato dependerán de su raza, edad y estado de salud. La dieta debe ser equilibrada en proteínas, carbohidratos, grasas, fibras, vitaminas y minerales, lo que se conoce como alimento balanceado. Se recomienda servir alimento, al menos dos veces al día y siempre consultar al médico veterinario la cantidad adecuada de cada porción de alimento para cada mascota.

Es importante señalar que NO se debe suministrar huesos a las mascotas, estos no son digeridos por el organismo y son un riesgo para su salud, ya que pueden  provocar algunos problemas como atascarse o producir lesiones en la cavidad oral, desgastar o fracturar piezas dentales, producir obstrucciones intestinales, perforar o herir su estómago o intestino.

Agua: Este elemento es fundamental para la vida, está presente en el cuerpo en un gran porcentaje y es vital para muchas funciones del organismo. Se debe procurar mantener siempre agua disponible para las mascotas, asegurándose de que esté limpia y fresca, por lo que su recambio debe ser constante.

Fuente: Secretaría Regional Ministerial de Educación de la Región Metropolitana de Santiago

Deja un comentario