perro-caca-cuidados-de-mascotas

Estas son la obligaciones que tenemos que tener cuando está bajo nuestra tutela un animal doméstico. El no cumplimiento de estas básicas normas de convivencia podrían desembocar en el peor de los casos en denuncias de la autoridad competente y/o en cuantiosas multas.

En la calle:

- Llevar al animal con correa. No se permite dejarlo suelto ya que puede incurrir en daños a otros animales o personas. Hay zonas acotadas donde se puede dejar suelto al perro sin que perjudique al resto de ciudadanos.

- Recoger siempre los excrementos que depositen en la vía pública.

- Evitar que los animales pongan en contacto su boca con el grifo al beber de las fuentes públicas.

- Está prohibido incitar al animal a pelearse con otro perro o atacar a una persona.

- Los animales no pueden entrar en los establecimientos como tiendas, bares, etc.

- En caso de tratarse de una raza peligrosa, ha de ponerse bozal para evitar posibles daños.

En casa:

- Si el animal es muy ruidoso no dejarlo en terrazas donde puede molestar a los vecinos, especialmente en horario nocturno, además el animal no puede estar encerrado allí durante muchas horas ya que perjudica su bienestar puesto que nosotros también tenemos que proporcionarles compañía a ellos al igual que lo hacen con nosotros.

- En caso de recibir visitas, no imponer a los demás a sus mascotas, ya que puede ser desagradable para mucha gente, intente que su mascota permanezca en otra habitación donde no va a estar el visitante a no ser que sea conocido o a éste no le moleste la presencia del animal.

- Mantener la higiene del animal para evitar malos olores que puedan ocasionar molestias a los vecinos.

Casi todos los municipios cuentan con Ordenanzas de tenencia de animales donde se especifican las obligaciones que el propietario debe tener en la localidad.

Las obligaciones aumentan cuando el poseedor cuenta con un animal considerado potencialmente peligroso. El Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos, establece los animales que son considerados peligrosos y que, por tanto, se requiere unas condiciones específicas para tenerlos.

Fuente: Línea)Verde

Deja un comentario