aseo-del-perro-cuidados-de-mascotas

El cuidado del pelo de tu perro debe comenzarse en forma temprana para acostumbrarlo gradualmente a los procedimientos de limpieza, al comienzo el cachorro es muy inquieto haciéndote difícil trabajar con él, por lo que debes tener mucha paciencia.

El cepillado frecuente del cachorro se convertirá en una actividad que él disfrutará, y estimulará a su vez el crecimiento, fortaleza, brillo y renovación del pelo.

Que implementos debo tener para el aseo de su pelaje?
Debes tener un cepillo y una peinilla, estos deben ser lo suficientemente duros para penetrar el pelo pero no tanto como para que lesione la piel. Es mucho más importante cepillar y peinarlo más a menudo que bañarlo, además esto previene la formación de nudos y mantiene el pelaje limpio de suciedad, estimula el flujo de grasa corporal distribuyéndolo uniformemente favoreciendo su saludable crecimiento y brillo así como eliminar el pelo muerto. Mientras lo cepilles revisa la piel y el pelo para verificar que no tenga parásitos como pulgas, garrapatas o piojos, en ese caso debes decírselo a tu veterinario para controlarlas.

Cuándo y como bañarlo?
Tu cachorro debe ser bañado tan poco como sea posible, y generalmente solo cuando esté excesivamente sucio o contaminado, mal olor o mala apariencia. 

Los baños frecuentes remueven la grasa natural que mantiene el pelo suave y brillante, secando y resquebrajando la piel, hasta el punto que interfiere con la lubricación natural del pelaje, predisponiendo a problemas dermatológicos.

Cuando sea necesario dar un baño, hay varias consideraciones para tener en cuenta:

1. Preparar el baño
- El día del baño debe estar seco y soleado
- Los productos como shampoo y jabones deben ser de uso veterinario y no humano
- El agua debe estar fría o tibia pero nuca caliente
- Colócale un par de torundas de algodón en los oídos, para evitar la entrada de agua dentro de estos.
- Procura no regañarle mientras lo bañas, pero debes asirlo bien para evitar que escape.
- Si no permanece quieto, debes contar con la ayuda de alguien que lo sujete y si no es posible puedes colocarle un collar de ahogo y amarrarlo de un lugar firme.

2. Enjabonado y enjuague
- Todos los perros tienen unas glándulas alrededor del ano cuya secreción es de un olor fuerte y desagradable, cuando tu perro crece esta glándula de desarrolla y debe eliminarse el exceso de secreción acumulado en sus sacos.
- Debes refregarlo muy bien especialmente en el cuello cara y orejas, ya que allí suelen refugiare los parásitos para huir del agua.
- Cuando lo enjuagues debes asegurarte de quitarle todo residuo de jabón, ya que si le quedan pueden originar problemas en la piel.

3. Secado
- Deja que él primero se sacuda varias veces, así eliminara una buena cantidad de agua.
- Utiliza una toalla bien absorbente ya que debes dejarlo bien seco, pues el no hacerlo, puede facilitar que se ensucie nuevamente, problemas de hongos e incluso resfriarse.
- Puedes utilizar secadores de pelo pero con aire frío.

Si está sucio y no debo bañarlo?
Los cachorros pueden bañarse sin problema en caso de ser necesario, pero es preferible no hacerlo frecuentemente, por lo que te recomendamos un truco muy fácil. Puedes mezclar en un recipiente partes iguales de agua y vinagre blanco, remojas una toalla y lo limpias por todos lados, eso lo dejará limpio y le eliminará cualquier mal olor.

Corte de pelo
A los perros se les recorta o entresaca el pelo en pos de conseguir una mejor nitidez, la acentuación del tipo, el descubrimiento y la definición de sus cualidades y de la tradición o de un estilo determinado según la raza.

Asegúrate que el pet-shop donde lo vas a llevar sepan realizar el corte correspondiente de cada raza.

Fuente: loyal-pets

Cuidados de Mascotas

Deja un comentario