cuidados-de-mascotas-cria-de-cachorros

Para que el comportamiento de los cachorros en el futuro sea el adecuado debes proporcionarles una serie de cuidados que comienzan cuando están en el útero de su madre:

- Está demostrado que el estado de ánimo de la madre influye en los cachorros que está gestando. Una madre sometida a estrés parirá crías más nerviosas y huidizas. Por tanto, la futura mamá debe estar en un ambiente tranquilo durante la gestación, con todos los cuidados sanitarios que su salud requiera (comida de calidad, vacunas, desparasitaciones… ). También hay que proporcionarle un lugar resguardado y con espacio suficiente para que sirva de paridera.

- Una vez producido el alumbramiento, hay que asegurarse de que los estímulos que reciben los cachorros se vayan ampliando. Así aceptarán de buen grado y de forma natural a las personas, los viajes en coche, otros animales…

La época más propicia para acostumbrar a los cachorros a todas las situaciones nuevas o a animales y personas desconocidas es la comprendida entre el nacimiento y los cuatro meses. No puedes desaprovechar este período porque más tarde será complicado adaptar al cachorro a todas estas novedades.

Para hacerlo empieza por tocar a los cachorros todos los días mientras les hablas. Así se acostumbran a tu voz, tu olor…Los diez primeros días no los muevas de su sitio ya que es importante que mantengan su ritmo de sueño y así su madre no se pondrá nerviosa. Después preséntales a los demás miembros de la familia, tanto humanos como animales y permítele que los vea , los toque y los huela.

También puedes ir aprovechando salidas necesarias para que conozcan el coche, el veterinario…

A partir de las tres semanas comienzan a tomar algunos alimentos por su cuenta.

Aprovecha para llamarlos efusivamente antes de ponerles la comida.

Otro factor que influye decisivamente en la maduración y en la adquisición de habilidades y conductas sociales es el contacto con la madre y con los hermanos.

La convivencia en las primeras semanas con la mamá y el resto de la camada constituye una auténtica escuela de educación imposible de sustituir.

Por tanto, los cachorros nunca deben separarse de su madre y hermanos antes de las siete semanas. 

Respeta escrupulosamente el calendario de desparasitaciones y vacunas recomendadas por el veterinario. Debes saber que:

- La primera desparasitación debe hacerse entre los veinte o veinticinco días de vida. Después debe repetirse la toma cada quince días.
– La primera vacuna se administra a las seis semanas porque es el momento en el que disminuyen las defensas transmitidas con la primera leche (calostro) de la madre. Si no se vacuna, el cachorro estará indefenso ante las enfermedades.

La decisión de que vuestra perra tenga perritos no debe ser tomada a la ligera.

Lo dicho anteriormente se refiere básicamente a los cuidados desde un punto de vista educativo. Debéis por tanto informaros de las demás necesidades y cuidados que deben recibir tanto la madre como sus hijos.

También será muy importante pensar en si podemos asegurar un destino adecuado a los cachorros.

Si no estamos seguros de nuestra disponibilidad para cuidar a una mamá y a sus cachorros debemos pensar que existen criadores que saben como hacerlo correctamente.

Es muy importante que tengáis claro que no es necesario que vuestra perra tenga perritos en ningún momento de su vida.

Debe tenerse en cuenta simplemente como una posibilidad.

Fuente: MANUAL BÁSICO PARA LA EDUCACIÓN DEL CACHORRO
Pedro Estévez y Iván Ramil

Deja un comentario