elegir-perro-cuidados-de-mascotas

Una vez tomada la decisión de tener una mascota, con el consenso de todos los integrantes de la familia, teniendo presente que son libres de escoger tener o no una y que adquirirán deberes legales que deben cumplir, se estará preparado para la elección de una mascota.

Se debe considerar que existen características específicas de cada perro que pueden hacer que se adapten de mayor o menor manera a nuestro estilo de vida. En la elección de la mascota se debe considerar el tamaño del lugar de la casa donde habitará, la finalidad de traerla (reproductor, guardián, deporte, servicio, caza, entre otras) y el lugar de donde se obtendrá, esta podrá ser adoptada de un hogar temporal o albergue de mascotas o bien, comprada en un criadero o tienda de mascotas; se debe dar prioridad a la adopción frente a la compra.

TAMAÑO DEL PERRO

Este factor influirá directamente en el espacio que se debe disponer en el hogar para la mascotas y en los costos asociados de alimentación y otros.

Tamaño pequeño
En general demandan menos tiempo y recursos, ya que físicamente ocupan un menor espacio, son fácilmente transportables y la alimentación es más económica por consumir una baja cantidad de alimento. Sin embargo, deben estar adecuadamente protegidos, ya que son más susceptibles a agresiones de otros animales y lesiones causadas por niños pequeños u otros.

Tamaño mediano
Estos perros podrían ser los más versátiles, ya que pueden demandar un poco más de espacio, mayor cantidad de alimentación, tiempo y ejercicio. Sin embargo, siguen siendo fáciles de transportar y tienen una mejor resistencia frente a agresiones.

Tamaño grande
Hay que considerar un costo importante en cuanto a la alimentación, además del espacio que necesitan para su bienestar. Pueden ser más difíciles de transportar o tener un mayor gasto asociado en este ítem. Además al ser de mayor tamaño, hay que conocer muy bien el carácter y ser capaces de contenerlos en el paseo frente a otros perros y personas.

ORIGEN

Raza vs. Mestizo: Los perros pueden ser de raza o mestizos, las ventajas de tener un perro de raza están relacionadas con conocer el tamaño que alcanzarán de adulto y las características de su personalidad, por lo que se podrá elegir un perro que sea adecuado para niños, otras mascotas y el nivel de actividad para incorporarlo a las rutinas del dueño.

También los perros mestizos pueden tener un muy buen carácter, y adaptarse a nuestras rutinas, además tienden a presentar con mucha menor frecuencia problemas de salud crónicas, a diferencia de los perros de raza, lo que les permite llevar una vida larga y saludable.

EDAD

Si bien puede parecer algo natural adoptar a un perro desde cachorro esto tiene sus ventajas y desventajas. Conocer al animal desde pequeño permite influir en sus conductas a futuro, puede ser más confiable y generar un vínculo mayor. Sin embargo, también hay que considerar que la educación es un proceso largo, por lo que muchas veces puede ser frustrante si no se realiza de una manera adecuada. Un perro adulto muchas veces ya tiene los hábitos básicos de higiene aprendidos, no lloran al ser dejados solos o por las noches. Además pueden ser animales muy agradecidos, protectores y afectuosos con sus dueños e incluso niños.

NIVEL DE ACTIVIDAD

Esto no tiene relación con el tamaño del perro, un ejemplo clásico son los perros de raza beagle, si bien son de tamaño pequeño, tienen un nivel de actividad muy alto, por lo que no es recomendable tenerlos en espacios reducidos o que pasen mucho tiempo solos, ya que pueden volverse destructivos.

Si los dueños buscan un perro que los acompañe a realizar actividad física, se recomiendan los perros tipo pastor y se debe evitar animales con hocico corto, o braquicefálicos, ya que pueden tener menos capacidad e incluso llegar a comprometer su estado de salud. Por otro lado, para personas sedentarias o niños con niveles de actividad alta, se recomiendan perros con niveles un poco menor, que no exacerben este estado de hiperactividad en los niños.

PROPÓSITO

Esto es un punto importante, ya que si se quiere adoptar un perro como compañía, el que se va a relacionar con personas vulnerables como son adultos mayores o niños, no conviene tener animales hiperactivos o con mucha fuerza. Sin embargo, estos perros pueden ser mejores para cuidar nuestra casa, es decir, guardianes.

Finalmente, la personalidad del animal dependerá del adiestramiento y de la educación que se le entregue en la familia, además de sus factores genéticos.

Por lo que conociendo bien las características y tomando una elección responsable, podemos tener al mejor compañero para nosotros y nuestra familia.

Al igual que la elección de la mascota, se debe averiguar y buscar centros de atención veterinaria cercanos y tomar nota de la dirección y del teléfono.

Fuente: MANUAL DE TENENCIA RESPONSABLE DE MASCOTAS

Deja un comentario