cuidados-de-mascotas-gatos

 

Los gatos de cualquier edad se adaptan igual de bien a tu hogar. Si nunca has tenido gato, es recomendable que escojas uno más adulto y que conozcas un poco su carácter para saber si encajaría contigo. Hay gatos muy enérgicos, otros más tímidos, otros muy tranquilos, unos más cariñosos que otros…

Los gatitos pequeños son irresistibles pero piensa que el primer año suelen ser pequeños terremotos imparables que requieren de mucho juego y personas con experiencia para enseñarles por ejemplo a no morder ni arañarnos.

Es ideal si te llevas uno pequeño, llevarte mejor dos, porque así ambos aprenden y juegan juntos, además serán inseparables para toda la vida. Si escoges un gato adulto, aunque haya vivido en la calle pero es doméstico o haya pasado por un previo abandono, se adaptará igual de bien a tu casa que cualquier otro gato, además son muy agradecidos en cuanto se les trata con un poco de cariño y se les da un hogar.

Cualquier gato de cualquier edad puede ser tu amigo de por vida, a la hora de elegir a un gato por la edad influye la experiencia que tengas con los gatos y en si buscas un determinado carácter por las necesidades y condiciones que hay en tu hogar para que se adapte mejor.

El carácter del gato no depende del sexo que sea ni de razas, cada uno tiene su propio carácter, gustos y peculiaridades al igual que nosotros, cada gato es un mundo. Si por ejemplo tienes ya un gato en casa, es más fácil presentarle un gato del sexo contrario, pero tanto las hembras como los machos esterilizados pueden convivir con gatos de su mismo sexo sin problema.

Si has adoptado un gato, lo más probable es que te lo hayan dado esterilizado o con posibilidad de hacerlo tras la adopción, así que en principio no has de preocuparte por el celo y el marcaje territorial.

El Caracter de nuestro gato

Esto es lo más importante que tenemos que mirar a la hora de elegir a nuestro futuro gato. Tenemos que pensar cómo nos imaginamos a nuestro futuro gato, si independiente, muy apegado a nosotros o ambas cosas, con necesidad de salir al exterior (incluso semisalvaje) o capaz de vivir en interior, si muy juguetón o más bien tranquilo, y sobre eso basar nuestra elección.

Es muy importante que el carácter y necesidades del gato se adapten bien a nosotros y al tipo de entorno que le podemos ofrecer.

Si hay niños pequeños lo ideal sería buscar gatos muy sociables y enseñar a los niños a interactuar con el gato sin agobiarle o cogerle de forma que le pueda molestar. Si hay personas mayores, lo ideal entonces sería un gato adulto y tranquilo que cumpla su función de compañero y a la vez reciba la compañía tranquila de esa persona.

Lo mismo si tenemos un gato muy activo y queremos otro gato, buscaremos un gato con el mismo nivel de actividad en vez de uno muy tranquilo porque no se entenderían muy bien y uno agobiaría al otro.

La clave está en fijarse en el carácter de los gatos, aunque es difícil saberlo en un día, las personas que trabajan en la protectora y las casas de acogida que los cuidan los conocen mejor, coméntales tus necesidades y déjate asesorar.

Fuente:  Laura Trillo Carmona – Terapia Felina

Deja un comentario