468x60
cuidados-mascotas-gato-evita-arenero

Mucha gente se pregunta a que se debe que su gato no haga sus necesidades en el arenero, ya que es un acto casi reflejo de estos animales, e incluso por internet circulan vídeos de gatos que hacen “sus cosas en un retrete”, pero en algunos casos que nuestra mascota felina haga sus excrementos en el cajón del arenero puede resultar casi una odisea.

En este artículo, expondremos las causas a las que puede deberse que lo que es casi normal para los felinos no sea tan normal para nuestra mascota.

Los gatos son animales de costumbre a los que les gusta mantener ciertos hábitos. Si tu gato sale diariamente al exterior y soluciona al mismo tiempo sus necesidades personales, solamente irá a la caja cuando tenga que permanecer mucho tiempo en la vivienda. En el exterior encuentra a menudo lugares más atractivos con tierra blanda o arena.

Si evita la caja con insistencia puede deberse a una de las siguientes causas:

  • La caja está sucia: los gatos son muy sensibles a los olores y a la suciedad. Hay que retirar a diario la arena sucia y limpiar bien la caja una vez por semana.
  • Una caja cubierta: una caja con techo puede ofrecer al gato la intimidad que tanto le gusta, pero en el interior pueden acumularse olores desagradables. Al comprar, hay que elegir un modelo que tenga suficiente ventilación y un sistema de filtrado.
  • Lugar equivocado: a los gatos les gusta hacer sus necesidades lo mas discretamente posible y sin que les moleste nadie. El mejor lugar es un rincón tranquilo y libre de corrientes de aire. Procure que el comedero no esté cerca.
  • Arena: no todas las arenas para la caja gustan igual. Pruebe a cambiar de arena, textura y/o olor.
  • Enfermedad: las enfermedades de los riñones y de la vejiga suelen ocasionar dolores al orinar. Dado que los dolores aparecen cuando va a la caja, el gato relacionará el dolor con la caja y se mantendrá lo más alejado de esta.
  • Comportamiento: ensuciar pude ser una señal de protesta cuando el entorno del gato no está en orden. Los desencadenantes típicos pueden ser: desatención, celos, pérdida o cambio de propietario, mudanza, presión por parte de los congéneres, etc…

Foto: Interempresas.net

Cuidados de Mascotas

Comida y accesorios para gatos

Deja un comentario