Gato_en_calle_cuidados_de_mascotas

Es cierto que nuestros gatos estarán encantados de darse paseos por un jardín, pero es muy difícil evitar que salgan fuera de nuestro terreno. Casi ninguna valla o muro es suficientemente seguro, para que no lo salte nuestro gato.

Si queremos evitar que nuestro gato salga fuera del jardín, tendremos que utilizar nuestra imaginación. Existen en el mercado instalaciones especiales, no demasiado aparatosas, que evitan que se escapen, pero de todas formas, no siempre son eficaces, y hay que “mejorarlas” para gatos muy escapistas.

Si no nos importa que nuestro gato salga fuera de casa, debemos de ser conscientes de los peligros que le esperan en el exterior.

Coches: los atropellos son muy frecuentes.

Perros: hay algunos que son realmente “cazadores” de gatos.

Peleas con otros gatos: y el contagio de enfermedades graves.

Productos tóxicos: se pueden envenenar con raticidas, abonos, anticongelantes…

Quedarse encerrados: en otra casa, algún cobertizo, garaje, etc. Son muy curiosos y se meterán en cualquier sitio, incluso dentro de las casas de los vecinos.

Personas: todos sabemos que no a todo el mundo le gustan los gatos y algunas personas pueden llegar a realizar atrocidades (disparos, cepos, palizas, quemaduras…).

Los gatos siempre regresan a su casa después de sus excursiones, que además suelen ser bastante cortas cuando están castrados.

Si algún día no aparecen, podemos estar seguros de que les ha sucedido algo.

Fuente: ANAA (Asoc. Nacional de amigos de los Animales)

Cuidados de Mascotas

Deja un comentario