gato-en-la-lavadora-cuidados-de-mascotas

Cuando se tienen gatos de interior, esos gatitos miedosos que no desean tener conocimiento del mundo exterior mas allá del dintél de la puerta, se deben de tener siempre unas precauciones, que aun siendo menos preocupantes que las de los gatitos mas “callejeros”,  no debemos de olvidar.

Estas son algunas de ellas:

Ventanas y balcones: los gatos se caen muchas veces por las ventanas. Son el MAYOR RIESGO para nuestro gato. Tanto es así, que se le ha dado un nombre a esta enfermedad, “el síndrome del paracaidista”. Debemos de evitar que nuestro gato tenga acceso a una ventana abierta sin protección. La mejor solución para poder abrir las ventanas sin problemas, es colocar una mosquitera o una red bien adherida a los marcos de la ventana.

Las ventanas oscilantes también son peligrosas, porque los gatos intentan saltar por arriba y muchos se fracturan la columna vertebral.

Cables eléctricos: sólo suelen ser peligrosos para gatitos pequeños que juegan con todo y los mordisquean. Evitemos que los tengan al alcance.

Gomas elásticas, hilos y agujas de coser: les encanta jugar con ellos y llegan a comérselos, produciendo una obstrucción intestinal. Hay que mantenerlos siempre fuera de su alcance.

Lavadora, secadora: les encanta esconderse dentro y podemos no darnos cuenta al ponerla en marcha. Es fácil mantenerlas cerradas para evitar que se metan.

Productos tóxicos: muchos productos son peligrosos para los gatos. Cuidado con los insecticidas, antipolillas, aspirinas, chocolate, etc.

Armarios y cajones: se meten a esconderse y podemos dejarles encerrados. Normalmente nos daremos cuenta en seguida y el desenlace no suele ser fatal. Con cuidado evitaremos que se queden encerrados.

Bolsas de plástico: también les gusta esconderse dentro y pueden llegar a ahogarse. Las bolsas de papel son igual de divertidas y no suponen un riesgo.

Inodoro: sobre todo los gatos pequeñitos pueden saltar dentro y ahogarse al no poder salir. Es sencillo evitarlo, sólo hay que dejar la tapa bajada.

Vitrocerámica y placas de cocina: si tienen la costumbre de saltar encima, se pueden quemar cuando estén encendidas.

Fuente: ANAA (Asoc. Nacional de Amigos de los Animales)

Cuidados de mascotas

Deja un comentario