castracion_cuidados_de_mascotas

La castración es un proceso quirúrgico que consiste en la extracción de los órganos reproductivos internos (ovarios, útero y cuernos uterinos en las hembras y testículos en los machos).

Es muy importante que entendamos la necesidad de esterilizar o castrar a nuestro perro o gato.

La cirugía debe realizarla un médico veterinario con experiencia y tarda aproximadamente 10 minutos. Es una operación segura, bajo anestesia general, no causa dolor y tiene una rápida recuperación.

Tanto perras como gatas pueden ser castradas mientras están en celo o durante el embarazo, pero hacerlo antes del primer celo (entre los 3 – 6 meses de edad) es más beneficioso para ellas.

La castración además reduce el riesgo de contraer cáncer de mama y elimina por completo los embarazos, el sangrado, el cáncer de útero, de ovarios, la piómetra (infección uterina) y el tumor de sticker (de transmisión venérea).

En los machos se reduce la incidencia de tumores en próstata y el marcado de territorio con la orina, elimina los tumores testiculares y de sticker, así como el contagio de enfermedades venéreas y las infecciones transmitidas por mordeduras en peleas, especialmente en gatos.

También reduce la agresividad y el deseo de vagar por las calles.

Las hembras caninas y su descendencia pueden tener en seis años hasta 67.000 cachorros.

Y las gatas con su descendencia pueden reproducir hasta 420.000 gatitos en seis años.

Para ser un dueño RESPONSABLE usted debe cumplir con todas las obligaciones anteriores.

Extracto de: Manual de la tenencia responsable

Deja un comentario